Villa Agrippina Gran Melia, es sin duda uno de los hoteles de la marca Gran Meliá más fascinantes y mágicos del mundo. Entre sus principales atractivos arquitectónicos, el hotel de cinco estrellas se erige en un antiguo Palazzo romano ubicado en el corazón de la Ciudad Eterna, entre la colina del Janículo y el Vaticano, al lado de la Basílica de San Pedro. El edificio se levanta en la Antigua Villa de Agripina, la madre de Néron. 

villa grippina gran meliá piscina

Situado dentro de los jardines Orti Domiziani, cuenta con nueve mil metros cuadrados en los que encontramos tanto el edificio del hotel, como amplias zonas verdes, una espectacular piscina al aire libre y restaurantes. Cada una de sus 116 habitaciones y suites cuentan una historia única, distribuidas en ocho pisos que representan galerías de artes temáticas con piezas inspiradas en reconocidas obras expuestas en los museos de la ciudad.

villa agrippina gran meliá

El hotel Villa Agrippina Gran Meliá presenta su nueva villa privada

La novedad de esta temporada, y como parte de este regreso a la vida de los hoteles de la cadena, es la nueva villa que se ha construido dentro de los jardines durante la pandemia, con el objetivo de dar un servicio de lujo si cabe aún más elevado. Este nuevo espacio con piscina privada a modo de suite independiente ofrece 200 metros cuadrados repartidos en varias estancias: dos dormitorios lujosamente decorados, terraza y piscina de 32 metros cuadrados con chorros a contracorriente. La villa también se conecta a una sala contigua con su propio jardín privado y una piscina de inmersión, con capacidad para grupos de hasta ocho personas.

villa agrippina gran meliá villa privada

Los huéspedes que se alojen en la nueva villa disfrutarán de la máxima privacidad con la opción de disfrutar del desayuno en un patio bellísimo o contratar a un chef privado para disfrutar de las mejores experiencias gastronómicas al aire libre“, explican desde el hotel. Entre las características de esta nueva villa, está el cuidado y la atención más exquisita. En este sentido desde el hotel diseñan para cada huésped un recorrido gastronómico en carrito de golf de cuatro horas con un guía local por las zonas más pintorescas y bellas cercanas al hotel. Un tour único y exclusivo con cuatro paradas para degustaciones gastronómicas. 

Además también se puede solicitar el servicio de Barman Privado en la villa. “Uno de nuestros barman deleitará a los huéspedes de la villa preparando las bebidas favoritas como bienvenida en la privacidad de la terraza de la Villa. Las bebidas van acompañadas de una selección de bocados gourmet preparados por nuestro Chef“.

Este esquema de servicio personalizado de alto nivel es la seña de identidad en el resto de las habitaciones y especialmente en las suites de categoría RedLevel. Es el caso de la Suite Vaticano con magníficas vistas a la Basílica de San Pedro desde su terraza privada o la Suite Emperador Nero con gimnasio privado, jacuzzi y terraza panorámica.

villa agrippina gran meliá suite panorámica

El hotel Villa Agrippina Gran Meliá, fue construido a principio del siglo XX, en el año 1900 antes de ser completamente reformado en 2012 con un estilo elegante y contemporáneo. Los cálidos tonos rosados ​​se mezclan con la rica historia de los alrededores, mientras que los interiores representan la impronta de los hoteles urbanos de la marca Gran Meliá: piezas de arte, conexión con la historia, interiorismo cuidado al detalle, un aprecio táctil por la ropa de cama y las telas de la máxima calidad y el empleo escenográfico de piezas de artistas clásicos como hilo conductor del storytelling del hotel. 

villa agrippina gran meliá lobby

Los no residentes ahora pueden disfrutar de la piscina con servicio de sombrilla, camas balinesas y toallas en los hermosos jardines del hotel. En este espacio, también destaca el Gala Pool Bar & Restaurant con una carta de exquisitos bocadillos y platos ligeros durante todo el día. 

Información y reservas | Villa Agrippina Gran Meliá Roma