Ya hace un año «y cuatro semanas«, me recalca Nico, que abrió Contracorrent, un bar de vinos naturales en el barrio del Fort Pienc, en Barcelona. Cómo pasa el tiempo… Todavía recuerdo como si fuera ayer la primera vez que entré en el bar. Era un mes de diciembre y habían abierto hacía pocos días.

Contracorrent es el proyecto de una pareja, Anna Pla y Nicola Drago que cogieron este local, un anticuado bar de barrio y lo transformaron en un bar à vins moderno, informal y desenfadado. Me recuerda mucho a un sitio en París, que se llama Le Verre Volé. El interior es más bien pequeño, aunque tienen una terraza bien acondicionada durante el invierno. Su propuesta está dirigida a la gente del barrio, al público local que quiere disfrutar de un ambiente distendido, con buenos vinos y comida rica.

Anna, es la sumiller y jefa de la sala. Lleva más de una década dedicada al mundo del vino natural. Ha trabajado con grandes referentes del sector como Cuveé 3000, el Bar Brutal o el Bar Salvatge. Solo trabaja con pequeñas producciones de vino natural o de mínima intervención y su bodega cuenta ya con más de 100 referencias. Es risueña y de trato afable y lo mejor es dejarse llevar por sus recomendaciones, siempre acertadas.

Nico es siciliano y el responsable de la cocina. Después de trabajar con Carles Abellán, fue el copropietario en dos restaurantes, La Castanya y My Fucking Restaurant. En este proyecto van de la mano con Anna y sin socios. En Contracorrent el protagonista es el vino natural, aunque la comida no se queda atrás y Nico es capaz de sacar auténticas maravillas de una cocina minúscula. Una parte de la barra la utiliza como cocina fría, para ganarle un poco de espacio a la cocina.

La cocina del Contracorrent Bar

La cocina del Contracorrent es fresca, original y sabrosa. A medio camino entre la cocina catalana y la italiana. El origen de Nico se deja entrever en todas sus elaboraciones. Trabajan con productos de temporada y de pequeños productores. Tanto es así, que tienen en el Carmel un pequeño huerto urbano, con el que se proveen de algunos ingredientes para su cocina, como las hojas de capuchina que utilizan para hacer el taco de hoja de capuchina y bonito. Uno de los entrantes que siempre pido cuando voy a visitarles.

La carta es corta y dinámica. Esta va cambiando con la disponibilidad del producto y la temporada. Hay platos clásicos que se mantienen en la carta, como el steak tartar de vaca madurada, la sorprendente ensaladilla de pollo a l’ast, los mejillones al vapor con tapioca y jengibre o el falso risotto de frégula con gamba del mediterráneo. No puedes dejar de probarlos si es tu primera visita. Los platos de temporada siempre son un must, déjate recomendar por ellos y seguro que aciertas.

Más información | Contracorrent Bar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here