Warning: is_readable(): open_basedir restriction in effect. File(/Newspaper/theme.json) is not within the allowed path(s): (/usr/home/revistada.com/:/home/revistada.com/:/usr/home/services/:/usr/share/php74/) in /usr/home/revistada.com/web/wp-includes/class-wp-theme-json-resolver.php on line 353 Boho Club Marbella | HOTEL RECOMENDADO • Revista DA
Home VIAJES Hoteles Boho Club Marbella: un resort boutique de lujo con restaurante gastronómico

Boho Club Marbella: un resort boutique de lujo con restaurante gastronómico

0
boho club marbella portada

El Boho Club Marbella es un resort boutique de lujo situado a medio camino entre la Milla de Oro y Puerto Banús. Este ocupa el espacio del que fue el centro forestal sueco, un lugar de descanso y retiro para funcionarios del gobierno. Después de una profunda remodelación, aunque manteniendo la estructura original, el Boho Club Marbella abrió sus puertas a finales de verano del 2019.

En un reciente viaje a Málaga para la entrega de premios de la academia de gastronomía y turismo de Andalucía, tuve la ocasión de alojarme en el hotel y poder disfrutar de la cocina del chef Diego del Río.

Instalaciones del Boho Club Marbella

Lo primero que llama la atención es la superficie del resort, amplia, rodeada de una exhuberante vegetación y con multitud de obras de arte decorando el espacio. Puedes encontrarte desde esculturas de Richard Hudson a fotografías de David La Chapelle.

Lo primero que te encuentras al llegar es el edificio del restaurante, que comparte espacio con la recepción del hotel. Un ágil y cómodo check-in, acompañado de un zumo de cortesía y me acompañaron a mi habitación.

El Boho Club Marbella cuenta con 20 habitaciones (Boho Garden y Boho Superior), una Boho Suite y nueve confortables suites bungalow.

Me alojé en una de las habitaciones con acceso a la piscina. La decoración de estilo boho chic está un poco alejada del minimalismo que nos tienen acostumbrados los nórdicos. El mobiliario y los tejidos repletos de color aportan un toque elegante y acogedor. La cama tamaño king size, es realmente cómoda. Hay dos detalles que siempre tengo en cuenta en una habitación, la comodidad cama y los tejidos de la lencería, tanto la de la cama como la del baño. En este caso, cumplieron las expectativas.

Dispone de dos piscinas, una de ellas con un restaurante de cocina informal, el Bernies. El Boho restaurant y el Boho bar completan la propuesta gastronómica.

En el apartado de wellness, encontrarás un gimnasio, sesiones de yoga y meditación, además de un servicio de masajes y tratamientos para encontrar el equilibrio entre cuerpo y mente. Se trata de un lugar perfecto para desconectar y tomarse un descanso de lujo.

Mesa del restaurante Bernies en la piscina. ®Boho Club Marbella

Boho Restaurant – Diego del Río

Conocí al chef Diego del Río cuando estaba al frente del restaurante El Lago. Llevaba años defendiendo la estrella Michelin, a base de una cocina sólida, bien ejecutada y que apostaba por el producto malagueño. Con el paréntesis de la pandemia, no había podido visitar su nueva apuesta, el restaurante del Boho Club Marbella. Además también se encarga de toda la propuesta gastronómica del hotel, desde los desayunos, el restaurante Bernies, donde ejecuta una cocina más informal, pasando por los picnics y el brunch.

Siempre es un placer volver a comer a las órdenes de Diego. Es un cocinero académico y de formación clásica. En esta etapa ha adaptado su propuesta a un público más cosmopolita. Sin dejar de lado el producto local, del cual es un gran defensor, ha elaborado una carta con platos internacionales, partiendo de la cocina andaluza y bajo su mirada personal.

El restaurante está situado en el edificio principal y lo encuentras nada más entrar al recinto. Es un espacio que evoluciona de la mañana a la noche. Desde el desayuno hasta la cena o tomando una copa en la barra del Boho bar, la cocina está siempre abierta. El interior tiene una decoración sofisticada y elegante, repleta de obras de arte. En el exterior con vistas al jardín, perfecto para disfrutar del aire libre y el ambiente.

Antes de empezar la comida, me dieron a probar uno de los cócteles de autor que ofician desde la barra del Boho bar. Se trataba del Watermelon Crush, a base de zumo de sandía y vodka. No es el clásico cóctel de aperitivo, tal vez un poco dulce para empezar una comida, aunque todavía me cuestan los sabores amargos como los del Negroni.

La carta se adapta a la temporada y al producto. Algunos platos que ya se han convertido en insignia, permanecen en la carta. Imprescindible probar el sashimi de salmonete con jugo de tomate bloody mary, la croqueta de carabineros con su tartar o la sopa de maíz, con mojo de aguacate y verduras encurtidas, para abrir boca.

Otros de los platos que pude disfrutar fue de las gyozas de bogavante encevichadas con aguacate, maíz y boniato. El contramormo de atún rojo de almadraba, salmorejo de manzana, hinojo y rúcula. Finalmente la paletilla de chivo con labneh, chutney de cebolla y hierbabuena.

Antes del postre, una tabla de quesos artesanos. Diego es un gran conocedor y amante de los quesos artesanos andaluces.Como broche final, la parte dulce la completé con una pavlova de frutos rojos.

En conjunto se trata de una propuesta sabrosa, equilibrada y honesta. Sin duda volvería de nuevo. Abstente si no te gustan los ambientes cosmopolitas, con Dj de fondo.

Más información | Boho Club Marbella

Salir de la versión móvil
X